Wednesday, August 27, 2008

Animalitos de la creación

Hoy en la mañanita estaba ya dispuesta a salir de casa, cuando de pronto, al querer tomar mi mochila (que NÓTESE: estaba sobre MI CAMA), ví un alacrán sobre ella (sobre la mochila pues).

Mi primera reacción fue: "dnd está mi cámara?" (sí tengo q confesar que mis instintos fotografiezcos están antes que los biologísticos)... Sin embargo, no miento cuando digo que los biologísticos están antes que mis instintos de nenita (soy bien machota y me encantan los animales y los insectos... eso me recuerda q en la secu me aprovechaba de eso para bromear a mis amigas -y amigos!) El caso es que tengo que confesar q en está ocasión, lo machota no fue tan evidente y después de pensar en mi cámara (que por cierto estaba en la mochila y obvio no pude sacarla), pensé:

"Ay nanita!"

No es que me asustara, digo pues, es un alacrán, pero me tardé un poco en decidir que es lo que debía hacer y me entró una risita nerviosa (jaja fue muy ridículo, afortunadamente nadie estuvo ahí para presenciarlo). Mientras tanto el animalito decidió entonces meterse a uno de los compartimentos de mi mochila. En ese momento mis instintos biologísticos y nenísticos se transformaron en maternales y pensé en lo bonito q sería adoptarlo y cargarlo en mi mochila ahí acurrucadito... pero pues sí, a pesar de los golpes de la vida, todavía tengo neuronas, y aunque son lentas, reaccioné y me dí cuenta de que se me hacía tarde y algo tenía que hacer ya.

Tomé mi mochila, salí de casa, y en un jardincito q está en la calle, decidí liberarlo. Me agaché, empecé mi trabajo y pronto una sra se me acercó. Me quiso decir algo pero yo le contesté: "Permítame tantito, necesito sacar un alacrán de mi mochila". Se asustó cuando lo vio, dijo que estaba muy grande (no lo estaba), yo seguí muy metida en mi trabajo, ella quiso ayudarme y me ofreció la punta de su paraguas para sacar a mi mascotita, pero le dije que no... la situación estaba siendo exitosa con uno de mis lápices.

Total que pude regresarlo felizmente a la vida libre y de pronto, frente a mis narices, la sra lo pisó con su zapatote

¬¬

Mi corazoncito se apachurró y estuve a punto de decirle a la malseñora sus verdades y explicarle que si hubiera querido matarlo lo habría hecho mucho tiempo antes pq era fácil. Si perdí 10 minutos de mi valiosa vida no fue para que llegara ella con su zapatote a reventarle las tripas al inocente bicho. Sin embargo, era una persona ya grande y me sentí mal pq ella parecía contenta de haberme ayudado, no le dije nada, intenté seguir mi camino y luego me dijo:
"En realidad me acerqué pq quería decirte algo...vengo de (no sé dnd de una iglesia) a compartir la palabra del sr. Por ejemplo, éste (señalando las tripas reventadas) es un animalito de la creación (eso dijo, lo juro), pero dios no lo hizo malo, ni a nosotros tampoco..." y ya no quise escuchar más.

3 comments:

Pepe said...

SÓLO EN CUERNAVACA hay esa clase de cinismo místico-mágico. Ay... me hiciste el día, de verdad.

Pepe said...

Aún así, y no por llevarte la contra, debo decir que la señora tiene cierto aire de heroísmo y valentía que hace que su comentario sea É-PI-CO.... me declaro fans.

Arcelia Neon said...

ahí te llevo con la conciencia cósmica de esa señora...