Friday, January 06, 2006

cuéntame ... ¿Cuál es tu idea peligrosa?


Antes que nada déjenme decir que me voy a dar un tiro, había escrito un súper artículo sobre esto y ... ya se imaginarán ... se borró!! :(

Sin embargo, creo que sirvió de algo, ya que en aquél había escrito demasiado, con lo cual pude haberlos aburrido ... ahora me doy cuenta de ese error y trataré de ser más breve.

Probablemente no muchos de ustedes conocen la organización EDGE. Yo tuve la fortuna de saber de su existencia un 25 de diciembre de ya hace varios años y ha sido algo relevante en mi vida. Se trata de un club de pensadores, científicos, intelectuales, gente que en general tiene los conocimientos y capacidad necesarios para discutir temas actuales y de importancia.

Cada año EDGE publica una pregunta para ser debatida por todos estos personajes. Por ejemplo, la del 2005 fue: What do you believe is true even though you cannot prove it? (¿Qué es aquello en lo crees incluso aunque no puedas probarlo?) y tuvo muchas contribuciones, entre las cuales las hubo de gente que seguramente ustedes conocen, como Richard Dawkins, Lynn Margulis, Daniel Goleman y Howard Gardner.

Yo estaba ansiosa por conocer la pregunta del 2006 y hoy por fin he recibido el mail que la anuncia:
What is your dangerous idea?
... que se traduce como: ¿Cuál es tu idea peligrosa?
Suena bastante bien y personalmente creo que vamos a tener muchas aportaciones a lo largo del año, habrá que estar al pendiente.

Mientras tanto, yo ya tengo mi humilde respuesta. Curiosamente el semestre pasado Bendesky nos pidió hacer un ensayo donde debatiéramos si existen o no leyes unificadoras de la física aún no descubiertas que pueden explicar todos los fenómenos del Universo, y recuerdo haber sido la única en estar relativamente de acuerdo. Menciono esto porque en ese ensayo justamente plasmé mi idea peligrosa jeje, incluso hice notar que me daba miedo pensarla. El ensayo es muy largo para ponerlo aquí, pero pegaré (con ciertos cambios) aquí un pedacito para responder la pregunta que Brockman (editor de EDGE) plantea este año:

El estudio de los sistemas complejos no dará una predicción exacta del futuro de ellos (aquí me refería a los fenómenos del Universo), ya lo he dicho. Sin embargo, personalmente tengo una visión quizás un poco más extrema a ellos. Es un pensamiento drástico y que puede traer consigo muchas opiniones en contra. Pienso que si tuviéramos toda la información del Universo (de su pasado y presente preferentemente, pero si sólo se conoce su situación actual, me parecería que sería suficiente, ya que en ella se describiría su historia) y tuviéramos el conocimiento para reproducirlo en la computadora (lo cual en este caso es lo menos complicado), el modelo sería capaz de predecir cada suceso, evento o transformación que padecería cada elemento del sistema (es decir, del mismísimo Universo) en el siguiente segundo, y en el futuro en general. Suena mucho más que cruel, estaríamos hablando de un determinismo puro, donde nuestra libertad es nula. Francamente no me gusta pensar en ello, es una creencia que prefiero no salga mucho a la luz, a mí misma me aterra, pero no puedo negar que eso es lo que pienso. Afortunadamente creo que ningún ser humano será capaz algún día de lograrlo. Por mi parte, soy una defensora de la libertad y dejando atrás esas creencias deterministas (que regularmente evito), me gusta pensar (aunque no sea capaz de hacerlo a totalidad) que somos capaces de tomar decisiones (…)y finalmente que la libertad es de verdad nuestra mejor y más preciada herramienta para vivir esta vida. Sí aplaudo a la teoría de los sistemas complejos, que nos da una perspectiva amable de nuestra realidad y una posibilidad para tratar problemas de todo tipo, que sin caer en la exageración (como mis creencias ocultas), nos ofrece respuestas y soluciones para una vida más armónica en todos los niveles y sentidos.

Como verán es una respuesta muy personal, como creo que serán todas las que leamos próximamente en www.edge.org, claro que la gente que opinará ahí tendrá conocimientos muchísimo más amplios que los que tengo yo. Simplemente quería compartir con ustedes mi idea peligrosa.

Ahora tengo una petición. A veces creo que nadie lee este blog porque nunca hay comentarios. Sin embargo me alegra mucho cuando alguien me manda un correo o me dice en persona que le agrada leer todo lo que aquí escribo, se los agradezco. En este caso en particular, sí me gustaría recibir aportaciones, es una pregunta que vale la pena reflexionar y discutir...
así que... Cuál es tu idea peligrosa?? ñaca ñaca

4 comments:

Yara said...

Por fin… mil disculpas por no escribir antes…

No conocía edge, he estado checando y esta bastante interesante.

Primero, comparto contigo Ale ( por lo que escribiste y lo que hemos platicado) la idea de la existencia de leyes más generales que podrían unificar el conocimiento, aunque a mi también me parece descabellada y aterradora la idea de abusar del reduccionismo y caer en un total determinismo.

Creo que los sistemas complejos o Caos determinista y la existencia de clases de universalidad dinámica no lineales (cómo batalle para acordarme del nombrecito), es algo muy nuevo ( o bueno quizá para los que no estamos muy relacionados con ello), y que podría fungir como elemento unificador, por la variedad de campos en los que tiene aplicación (pueden explicarse fenómenos tan diversos como la convección térmica, reacciones químicas periódicas, crecimiento de poblaciones humanas, o de insectos anuales, crecimiento de bacterias, tasas de interés, procesos fisiológicos y neurológicos …. y más).

Solamente un comentario sobre el poder de predicción: ya que una característica de los sistemas complejos es la sensibilidad a las condiciones iniciales, y por tanto la casi imposibilidad de predecir su comportamiento. Así que yo pienso que la predicción a la que haces mención no va por ahi, los sistemas complejos corresponderían solo a una pequeña parte de la explicación total ( órale, “la explicación total”, qué miedo si es que existirá algún día, tal vez nos pasaría como los cartógrafos de Borges).

Otro ejemplo de ley que podría unificar las cosas es la segunda ley de la termodinámica. Brooks y Wiley en un libro que les recomiendo (Evolution as entropy) proponen que la evolución biológica es una consecuencia axiomática de la información organísmica (sistemas genéticos, organización citoplasmática, organización cromosómica) y de los sistemas de cohesión entre organismos (como los sistemas de reproducción), obedeciendo la segunda ley de la termodinámica.


También pienso en las implicaciones que podría tener, por ejemplo, el poder predecir a partir del genoma, proteoma, transcriptoma ( y demás –omas), las características de un individuo recién nacido. ¿Sería algo así como la idea que plantea Huxley en el Mundo feliz? Y qué decir sobre la revolución que provocaría en las ciencias sociales, ¿se unirían a la biología? ¡¡¡Uhhh¡¡¡ qúe miedo¡

Otra consideración son los grandes cambios climáticos, y falta de recursos naturales que se avecina… ¿ qué haremos para remediarlo? Es más, ¿habrá solución? ¿Será una catástrofe?

Espero no haber aburrido a nadie...

Yara E.

Yara said...

Qué bueno que no sabemos todo… aquí un cuento que me gustaría compartir.

Museo

Del rigor de la ciencia

… En aquel Imperio, el arte de la cartografía logró tal perfección que el mapa de una sola provincia ocupaba toda una ciudad, y el mapa del imperio, toda una provincia. Con el tiempo, esos mapas desmesurados no satisficieron y los colegios de cartógrafos levantaron un mapa del imperio y coincidía puntualmente con él. Menos adictas al estudio de la cartografía, las generaciones siguientes entendieron que ese dilatado mapa era inútil y no sin piedad lo entregaron a las inclemencias del Sol y de los inviernos. En los desiertos del Oeste perduran despedazadas ruinas del mapa, habitadas por animales y por mendigos; en todo el País no hay otra reliquia de las disciplinas geográficas.

Jorge Luis Borges. El hacedor.

aLeX LeCtEr said...

Gracias por tu aportación yara :)
Comparto contigo lo que comentas respecto a los sistemas complejos. Fue justamente lo que escribí en mi pequeño ensayo, esta teoría es mucho menos exagerada que mi "idea peligrosa" y es una muy buena herramienta que puede aplicarse a fenómenos muy diversos, como tú bien lo mencionas. De hecho, la teoría de los sistemas complejos no tiene como propósito la predicción exacta, todo lo contrario, está peleada con ese afán de llegar a una respuesta única; no puede predecirse lo que va a pasar más allá de un horizonte temporal.
Justamente por eso al final menciono que aplaudo esta teoría, porque me parece coherente para ser aplicada a nuestra realidad.
Mi idea peligrosa por su parte (no ligada directamente a los sistemas complejos), es aterradora y sobre todo: secreta (ni tanto jaja).
Te agradezco también tu cuento :)

Frank Zubizarreta said...

Vaya que si puede ser una postura polémica, la que publicas. Pero no por ello deja de ser una posibilidad cercana a la realidad. Pienso que difícilmente puede existir un determinismo absoluto, dado que Heisenberg, al llegar a su principio de incertidumbre, impacto drásticamente en la cosmovisión de un determinismo científico, en el que todo estaría predefinido. La libertad siempre será, aunque el ser humano luche en su afán de conocer y predeterminar todo lo que le rodea.

Si bien dijo un iluminado alemán, que "Dios no juega a los dados", no por ello (pienso) deja de existir un universo de posibilidades para cada evento que acontece en nuestra realidad. Pero a la vez pudiera ser que nuestra realidad es más compleja de lo lleguemos a entender, y simplemente desconocemos todas las variables que interactúan en ello; lo que nos orilla a sintetizar todas las fuerzas físicas en una sola, van dos y faltan dos. Pero realmente son todas las fuerzas? Tal vez Newton siempre tendrá razón al concluir que "lo que sabemos es una gota y lo que ignoramos es el océano".